Dutchess

Ubicado en la parte sudeste del estado de Nueva York, el extenso paisaje escénico del condado de Dutchess aloja una variedad de encantadoras ciudades suburbanas y pueblos campestres.

Antes de la mitad del siglo veinte, el condado de Dutchess era principalmente una zona rural. En las décadas recientes, la porción sudoeste del condado se ha transformado en un espacio residencial, con un amplio porcentaje de la población trasladándose diariamente a trabajar al condado de Westchester y a la ciudad de Nueva York.

Con su mezcla de pintorescos pueblos rurales y ciudades suburbanas transitables a pie, el condado de Dutchess tiene mucho que ofrecer a aquellos que buscan la paz del campo y las conveniencias de los suburbios modernos. En años recientes, debido a una gran afluencia de gente que se ha mudado del condado vecino más caro, Westchester, junto con un constante flujo de quienes se trasladan desde Manhattan y del Bronx, han aumentado significativamente los valores de las viviendas de la zona.

Conocidas por la riqueza de sus áreas verdes y actividades al aire libre, la mayoría de las ciudades del condado de Dutchess despliegan un excelente sistema de parques y recreación. Residentes y visitantes disfrutan de importantes puntos de interés como la casa familiar de Franklin D. Roosevelt y la mansión Vanderbilt. Emprende una caminata o un relajado paseo en bicicleta por la popular pasarela peatonal sobre el Hudson Historic Park, o acampa cerca de alguno de los espléndidos lagos de la zona. Cada Julio, la cámara de comercio del condado de Dutchess organiza el lanzamiento anual de globos aerostáticos a lo largo del río Hudson, con hasta veinte globos participando cada año.

Cubriendo más de 800 millas cuadradas de superficie, el condado de Dutchess cuenta con amplios espacios naturales y recreación al aire libre, acompañados del encanto de sus puntos de referencia y festividades locales.